¿Como perder peso en el estomago? ¡Descubre Aquí Cómo!

Para deshacerse de su grasa abdominal y mostrar un estómago plano, ¡comer de manera saludable es esencial! ¿Pero en qué alimentos apostar en particular? ¿Y qué otros hábitos adoptar? Echa un vistazo a los consejos de un médico nutricionista.

Perder la peso en el estomago no es una tarea fácil: si bien algunos alimentos pueden ser aliados para adelgazar, es parte de un enfoque más global, basado en un estilo de vida saludable y buenos hábitos.

Agua: sabemos que es recomendable beber 1,5 litros de agua al día. El ideal? Beba dos vasos grandes de agua por la mañana con el estómago vacío y repita este gesto 20 minutos antes de cada comida. Un método eficaz para evitar excesos en la mesa!

Microbiota: Las decenas de miles de millones de bacterias en nuestro intestino son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y constituyen nuestra microbiota. Para evitar disturbios, cuidamos! Para esto, comemos vegetales en cada comida, y evitamos comer demasiada carne roja.

Insulina: Para evitar los picos de insulina, que favorecen el almacenamiento de grasas, limitamos el consumo de productos industriales como jugos de frutas, galletas, dulces, azúcares de todo tipo y harina blanca.

Conciencia: Para evitar comer en exceso, se recomienda comer con plena conciencia. Para lograr esto, nos sentamos en la mesa, ponemos su tenedor después de cada bocado para tomar el tiempo de masticar y comer lejos de cualquier elemento disruptivo (TV, teléfono, tableta …)

Inconsciente: nuestro subconsciente es en parte responsable de nuestros hábitos alimenticios. Algunas personas, por ejemplo, llenan un hueco con comida. Antes de ir a cenar, hacemos un balance de nuestras emociones del día y cazamos pensamientos negativos.

Deporte: es beneficioso tener una actividad física antes de ir a la mesa. Y por una buena razón: el cuerpo está caliente, se estimula la circulación sanguínea y se asimila mejor la comida.

Leptina: cuando usted tiene sobrepeso, esta hormona de la saciedad se bloquea. Para activar la leptina y perder peso, optamos por un refrigerio a las 10:30 y 17h, lo que equivale a comer cada tres horas. Elección: una lechería o una fruta.

Punta plana del vientre n ° 1: repensar el consumo de cereales

¡En calidad y cantidad! El trigo y sus derivados (pan, pasta …) contienen oligosacáridos (azúcares fermentables) y el gluten, una proteína que puede causar trastornos digestivos en algunas personas. Completas o semi-completas, también proporcionan fibras potencialmente irritantes. Finalmente, son ricos en carbohidratos cuyo consumo en exceso promueve el almacenamiento. Al mismo tiempo, no los elimine porque se sacian y también contienen almidones resistentes beneficiosos para la microbiota.

En la práctica: se consume en el desayuno, en cantidades moderadas (100 a 150 g de peso cocido, o 30 a 50 g crudos), optando por cereales con un índice glucémico moderado mejor tolerado por los intestinos: arroz basmati, pasta blanca al Dente, quinua, espelta, polenta, trigo sarraceno.

Tabla de vientre plana n ° 2: cena ligera

Esta es la clave para la reducción de la producción (la ingesta de energía, especialmente cuando se trata de carbohidratos, se almacena más fácilmente durante la noche) y no acentúa la hinchazón del día.

En la práctica: no carbohidratos por la noche! Se omiten los alimentos con almidón y se prefiere un té de hierbas con sabor para el postre. En el menú: verduras (entrante y entrante) y 80 a 100 g de pescado o carne magra. Para mantenerlo, preparamos un refrigerio alrededor de las 17 horas: 1 a 2 frutas frescas o cocidas y posiblemente algunas oleaginosas (almendras, nueces …) o 1 a 2 cuadrados de chocolate negro con un 70% de cacao como mínimo.

Punta plana para el vientre # 3: masticar fruta fuera de las comidas

Esto le permite disfrutar de sus beneficios al evitar las fermentaciones responsables del gas. La mayoría son ricos en fructosa unida a la fibra (fructooligosacárido) y en ocasiones contienen polioles, dos azúcares fermentables.

En la práctica: nos limitamos a 2-3 porciones al día por la mañana o a la hora del té. Comemos en pequeñas cantidades (60 g) lo más difícil de tolerar (manzana, melocotón, mango, albaricoque, cereza, membrillo, sandía), pelamos y sembramos.

Consejo vientre plano n ° 4: desayuno en el anglosajón

Este es el momento de repostar sin parar: el apetito será moderado para el día y las calorías utilizadas. Por silueta y digestión, renunciamos al desayuno francés (pasteles, mermelada, cereales en leche) en favor de una versión en inglés con, además de un cereal fácil de tolerar, proteína vegetal. y / o animal y buena grasa.

En la práctica: 50 g de pan blanco de masa fermentada se suministran con 10 g de mantequilla, semillas oleaginosas o 1 huevo o jamón, 1 producto lácteo (vegetal o animal) y, según la tolerancia, una fruta.

Tabla de vientre plana n ° 5: panacher crudo y cocido

Las fibras vegetales y las frutas crudas, más irritantes, pueden causar hinchazón. Pero no hay manera de prescindir: al rellenar el estómago, las verduras crudas ayudan a refinar, y algunas tienen un índice glucémico más bajo que las versiones cocidas.

En la práctica: buscamos un equilibrio entre lo crudo y lo cocinado, aumentando gradualmente la proporción de crudités para volver a utilizar. Pelamos y sembramos, y favorecemos las variedades más digestibles.

Punta plana para el vientre # 6: No coma más de una lechería al día

Los productos lácteos contienen lactosa que a menudo se digiere poco debido a la deficiencia de una enzima, la lactasa. La leche es la más rica en lactosa: cuanto más se procesa, menos contiene.

En la práctica: se limita a una por día, más bien por la mañana, centrándose en quesos, yogures y petits-suisse. Para las fórmulas a base de leche, optamos por jugos de vegetales (almendras, soja …) enriquecidos con calcio. De postre, yogures vegetales sin azúcar.

Consejo vientre plano # 7: Limitar las verduras fermentadas

Las verduras, especialmente las fibrosas (puerros, alcachofas, coles, salsas, berenjenas …) contienen fructanos: no se pueden digerir, estos azúcares se encuentran directamente en el colon donde fermentan. Sin embargo, no los elimines porque las bacterias amigables de la flora intestinal aprecian los fructanos.

En la práctica: consumimos en pequeñas cantidades los vegetales incriminados (60 g máximo), dando prioridad a las formas cocidas, ralladas, mixtas o cortadas para facilitar su digestión. Los intestinos acostumbrados, aumentamos gradualmente estas cantidades.

Punta plana vientre n ° 8: “suavizar” los pulsos

Ricas en fibra y fructan, dan un mal momento a nuestros intestinos. Sin embargo, contribuyen al equilibrio de la flora intestinal y son una excelente alternativa a los productos de cereales para ser saciados y no consumidos, gracias a su índice glucémico moderado.

En la práctica: se pone en el menú dos o tres veces por semana. Para pre-digerirlos, se remojan durante la noche antes de prepararse, o se germinan de dos a cinco días en agua ligeramente mineralizada. Se limitan al desayuno (50 a 60 g de peso cocido), combinado con un cereal.

Punta plana para el vientre # 9: mastica y tómate tu tiempo

Masticar bien puede moler la comida. Tomarse el tiempo y comer sin estrés también es comer menos y no ingerir aire, dos factores que se hinchan del vientre después de las comidas.

En la práctica: comemos a horas fijas, sentados y tranquilos, pasamos por lo menos 20 minutos en la mesa, masticamos varios bocados, colocamos sus cubiertos entre cada uno y esperamos haber tragado antes de volver a empezar.

Consejo vientre plano # 10: adoptar los métodos de cocción adecuados

La fritura, la barbacoa y la cocción a alta temperatura producen compuestos tóxicos que no son fáciles de digerir.

En la práctica: al vapor, sazonar después de cocinar con especias y hierbas, guisado, wok o horno a baja temperatura. Y agregamos aceites vegetales crudos (oliva, colza, nueces …), digestibles y antiinflamatorios, a razón de 1 c. a s. por comida

Leave a Comment